Pronunciamiento de la Veeduría Todos por Medellín ante el Boletín Informativo de EPM del 29 de octubre de 2020.

El 29 de octubre de 2020, el Grupo EPM emitió ante la Superintendencia Financiera un boletín informativo que enuncia “En un año lleno de retos por el coronavirus (COVID-19) y la prolongación de la temporada seca, el Grupo EPM obtuvo ingresos por $14,1 billones al tercer trimestre de 2020”. En dicho boletín se presenta la información financiera más relevante del grupo EPM con cierre a septiembre/30/2020 y se formaliza parte de la información emitida inicial e informalmente por el alcalde Daniel Quintero en lo referente a los dividendos que EPM entregaría al municipio de Medellín durante 2021, y que totalizarían entre $1,1 billones y 1,3 billones.

Teniendo en cuenta lo anterior, desde la Veeduría Todos por Medellín queremos resaltar lo siguiente:

1. En un contexto de año 2020, en el cual se proyecta el peor crecimiento económico en 100 años en Colombia, donde se genera el 75% del EBITDA[i] del Grupo EPM (Colombia), las proyecciones financieras del Grupo EPM para el cuarto trimestre de este año están basados en supuestos retadores, toda vez que la compañía prevé generar una utilidad neta[ii] entre $700.000 millones y $1,063 billones en dicho periodo del presente año. Esta utilidad neta se ubicaría entre $100.000 y $400.000 millones por encima del promedio ($632,244 millones) de las utilidades netas de los últimos diez años ajustadas por inflación, un escenario que no parece el más probable dado el contexto mencionado anteriormente.

Adicionalmente, del boletín se infiere que durante el cuarto trimestre se generaría entre el 35% y el 45% de la utilidad neta de todo 2020, lo cual se ubicaría entre 9 y 19 puntos porcentuales por encima del promedio octubre-diciembre de los últimos 10 años (26%). Partiendo de la anterior información, nos preguntamos ¿Qué nuevos proyectos o situaciones específicas permitirán a EPM generar en tres meses entre el 33% y la mitad de las utilidades anuales totales?

 


2. De acuerdo con lo emitido en el boletín, la estructura de liquidez de la empresa sigue siendo riesgosa y se encuentra en el límite superior (a veces por encima) que permite conservar la calificación de riesgo de grado de inversión y el plan de pagos con prestamistas institucionales.

Respecto al covenant[iii] Deuda total[iv]/EBITDA, el Grupo EPM al cierre de septiembre de 2020 se encuentra en una medición de 4,41 veces, el cual es seis décimas superior al presentado al cierre de 2019 (3,80). El hecho que este indicador haya empeorado entre el cierre de 2019 y el cierre del tercer trimestre de 2020, significa un deterioro en la capacidad de pago de deuda de la compañía. Adicionalmente, el covenant de Deuda total/EBITDA del Grupo EPM ya se encontraba desde 2018 en una situación de riesgo, por encima de la pactada (3,50) con los prestamistas institucionales internacionales (BID, JBIC, AFD, HSBC), la cual había sido solventada mediante dispensas otorgadas expost.

En ese sentido, el deterioro durante 2020 en el covenant Deuda total/EBITDA pone al Grupo EPM en una situación de mayor estrés financiero toda vez que debe pedir una extensión en las dispensas mencionadas anteriormente; en caso contrario, los prestamistas podrían requerir el pago anticipado de préstamos que totalizan varios cientos de millones de dólares.

Cabe anotar que las calificadoras de riesgo han sido explícitas en señalar que uno de los requisitos para que Grupo EPM conserve el grado de inversión pasa por disminuir en el corto y mediano plazo (2021-2024) la relación Deuda total/EBITDA a ratios por debajo de 4,0 – 3,8 y la relación Deuda neta[v]/EBITDA a ratios por debajo de 3,5 – 3,4. Hoy en día ambas cosas no están ocurriendo, con lo cual emergen las siguientes preguntas ¿Qué hará Grupo EPM para lograr los indicadores de deuda y liquidez que hagan sostenible el flujo de caja de la compañía? ¿Cómo esperará remediar Grupo EPM esta situación en el corto plazo? ¿Qué tanto podría la situación financiera del Grupo EPM verse impactada negativamente por la adquisición de Afinia?

 


Sin duda, hoy más que nunca se requiere un gobierno corporativo fortalecido, que tome las mejores decisiones en pro de la sostenibilidad de EPM. Es menester el cumplimiento de la agenda de Hidroituango, para ello el llamado es a una conciliación entre las partes que garantice la continuidad del proyecto sin más retrasos.

Recordemos que las calificadoras de riesgo, los prestamistas institucionales internacionales y los tenedores de bonos de Grupo EPM suponen un escenario en el que el proyecto Hidroituango comience a generar energía entre finales de 2021 e inicios de 2022 (300 MW), y esté en plena operación durante 2025 con la puesta en servicio de las últimas 4 unidades de generación (1200 MW). Sin embargo, en caso de que no haya acuerdo conciliatorio, EPM insista en la presentación de la demanda y el proyecto Hidroituango quedara sin contratista a partir del 1 de enero de 2021, lo natural sería que el cronograma anteriormente mencionado sufriera retrasos, generando, consiguientemente, la pérdida de confianza de los prestamistas de Grupo EPM en la capacidad de pago de sus obligaciones financieras en los términos pactados.

Finalmente, la empresa debe seguir manteniendo el mejor talento humano, que ha sido bastión en sus más de 65 años de vida, para sacar adelante proyectos tan relevantes, tanto para la empresa como para el país, como lo es Afinia, que demandará inversiones en la misma magnitud de Hidroituango, sin tomar en cuenta los sobrecostos derivados de la contingencia. También se requiere el manteniendo de buenas prácticas en todos los frentes, incluyendo el de los procesos contractuales.

 


[i] EBITDA: acrónimo en inglés para ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones. Es un indicador de la capacidad de una compañía para generar utilidades considerando únicamente su actividad productiva, eliminando el efecto del endeudamiento, del monto del capital invertido o de los cambios en materia impositiva.

[ii] Utilidad neta: utilidad resultante después de restar y sumar de la utilidad operacional, los gastos e Ingresos no operacionales respectivamente (incluidos los financieros), los impuestos y la reserva legal.

[iii] Covenant: indicadores utilizados por bancos y prestamistas para cerciorarse de que los prestatarios de los recursos operarán de una manera financieramente prudente el capital asignado que les permitirá repagar su deuda.

[iv] Deuda total: Deuda a corto plazo + Deuda a largo plazo.

[v] Deuda neta: Deuda a corto plazo + Deuda a largo plazo – Efectivo y equivalentes.

 

Todos por Medellín

#TODOSPORMEDELLÍN

Es interés de la Asociación TODOS POR MEDELLÍN cumplir con la Ley 1581 de 2012 y sus decretos reglamentarios y garantizar el adecuado tratamiento de los datos personales de los titulares.

Te informamos que los datos personales que recolectamos a través de nuestra página web, serán tratados por la Asociación TODOS POR MEDELLÍN con la finalidad de promover la participación ciudadana, socializar las acciones y resultados de nuestra gestión y soportar las vinculaciones de los firmantes.

Así mismo, los datos podrán estar visibles en nuestra página web https://todospormedellin.org/ para fines de publicidad y transparencia.

Como Titular de la información tienes derecho a conocer, actualizar y rectificar tus datos personales, revocar la autorización y/o solicitar la supresión en los casos en que sea procedente.

Si tienes dudas puedes comunicarte a través del siguiente correo electrónico todosxmedellin@gmail.com