Telescopio a las finanzas de EPM (primera parte)

FOTO: @EPMestamosahIRespuesta de Todos por Medellín a la columna del exgobernador de Antioquia y exalcalde de Medellín Luis Pérez Gutiérrez, titulada “La verdad en las finanzas de EPM”

El pasado 12 de noviembre de 2020, Luis Pérez Gutiérrez, exgobernador de Antioquia y exalcalde de Medellín, escribió una columna en el diario La República titulada “La verdad en las finanzas de EPM” en la que relata, a su juicio, un estado financieramente calamitoso de Grupo EPM. Partiendo de una óptica informada, analítica y basada en hechos, desde Todos por Medellín queremos hacer precisiones, ampliar puntos de vista y emitir nueva información que le permita a la ciudadanía elaborar su propio juicio sobre EPM, su situación financiera actual y las perspectivas de futuro.

Aunque es cierto que “las matemáticas nunca mienten”, como lo afirma el exalcalde Pérez Gutiérrez, afirmaciones tendenciosas o hasta mentirosas pueden ocurrir si sólo se usa una parte de la información o si ésta no se presenta en contexto. Ejemplo de lo anterior es lo que el exalcalde llama “crecimiento desmesurado de pasivos”, que en realidad hace referencia a que en los últimos diez años los pasivos del grupo EPM han aumentado más rápido que su patrimonio porque la compañía se embarcó en el proyecto energético de mayor importancia estratégica de la historia de Colombia: Hidroituango. Que la deuda haya aumentado es un reflejo que el proyecto Hidroituango, intensivo en capital, fue financiado de la manera más eficiente para la compañía, toda vez que la alternativa hubiese sido que el municipio de Medellín, propietario de EPM, hiciera aportes de capital o que se hubiesen realizado desinversiones vitales.

(Lea aquí Afinia: un nuevo reto operativo y financiero para EPM)

Muestra fehaciente del razonamiento anterior son lo análisis financieros que ha hecho el propio Grupo EPM, como el presentado ante el Concejo de Medellín el 5 de septiembre de 2018 , en el que se observa que la deuda financiera de la compañía habría alcanzado un pico de 21,1 billones de pesos en 2019, para disminuir vertiginosamente durante la siguiente década hasta totalizar  6,8 billones de pesos en 2030. La razón para que se produzca este comportamiento virtuoso de la deuda, es la entrada en operación en 2022 del proyecto Hidroituango, el cual producirá, cuando estén activas las ocho unidades de generación, 2,0 billones de pesos en EBITDA  y más de un billón de pesos en utilidades para EPM anualmente. 

Para entender coloquial y sucintamente esta situación, EPM se encuentra en la misma posición de quien compró un apartamento “por inversión”, ya tiene la deuda con el banco, pero aún no le han entregado el apartamento para ponerlo en alquiler. En ese caso hipotético, nadie diría que el inversor va camino a la bancarrota, como sugiere el exalcalde Pérez Gutiérrez; más bien se diría que el inversor, es decir EPM, está a la espera de recibir el apartamento (Hidroituango) y alquilarlo (ponerlo en operación) para pagar la deuda contraída.

 

El grupo EPM, inclusive sin Hidroituango, ha crecido considerablemente entre 2006 y 2019. En 2006, las transferencias ordinarias y extraordinarias de EPM al municipio de Medellín totalizaron 320,532 millones de pesos; las cuales, indexadas por la inflación, representarían 546,073 millones de pesos en 2019. Sin embargo, durante 2019, las transferencias reales de EPM al municipio fueron 1,29 billones de pesos, siendo estas utilidades 136% superior a las de 2006. EPM nunca hubiera podido entregar más transferencias a Medellín, si no hubiera decido crecer.

Por otra parte, el supuesto mencionado por el exalcalde de que “los pasivos y deudas van a seguir creciendo con celeridad en el corto plazo”, al hacer referencia al costo de la contingencia del proyecto Hidroituango y las inversiones en Afinia (Caribe Mar), es incompleto. En el caso de Hidroituango, porque el proyecto tiene un seguro de Todo Riesgo Construcción y Montaje por 2,500 millones de dólares con la aseguradora MAPFRE, la cual no sólo ha demostrado voluntad explícita de pagar sino que ya ha desembolsado 250 millones de dólares por lo asegurado como mayor costo de la obra . Con respecto a Afinia, porque las inversiones requeridas, que oscilan entre 5 y 10 billones de pesos en los próximos 10 años, no son a pérdida, dado que están apalancadas en la expectativa de generar eficiencias en la prestación del servicio de energía eléctrica en los departamentos de la Costa Caribe donde opera, mejorando las cifras del negocio.  Ahora bien, vale la pena señalar que la adquisición de Afinia, decidida durante la administración de Quintero Calle, sí agrega nuevos retos para el grupo EPM, toda vez que la situación operativa y financiera de la compañía adquirida es desafiante.

 

Es importante señalar que todas las compañías requieren deuda para crecer, particularmente cuando el crecimiento obedece a inversiones de la magnitud y complejidad como las que lleva a cabo EPM. En esa medida, la medición del riesgo financiero no pasa sólo por entender el tamaño de la deuda sino por conocer la capacidad de pago de los préstamos y sus intereses. Bajo esa óptica, EPM ha sido, es y se proyecta que siga siendo una empresa financieramente sólida. Ejemplo de lo anterior es la colocación de bonos del 7 de agosto de 2020 por 575 millones de dólares al 4,375% de interés y por 635 mil millones de pesos al 8,375% de interés, siendo éstas, tasas históricamente bajas para la compañía. Ahora bien, los dos grandes retos que tiene EPM en el corto y mediano plazo, Afinia e Hidroituango, sí ponen de manifiesto la necesidad de conducir la compañía con el mayor rigor y prudencia posibles para que Medellín y Colombia puedan seguir disfrutando en el futuro de los gratos resultados a los que EPM nos tiene acostumbrados.

Finalmente, los comentarios sobre el covenant (indicador) Deuda/EBITDA, que el exalcalde Pérez Gutiérrez afirma está “en su peor momento de la historia”, tienen tanto de objeción legítima como de afirmación incompleta. Es cierto que este indicador ha empeorado, toda vez que EPM ha contraído deuda para el proyecto Hidroituango sin que éste se haya puesto en operación, pero esta situación es temporal hasta que el proyecto entre en operación y genere el EBITDA que compense la deuda contratada, lo que sucedería alrededor del año 2022. De hecho, los prestamistas internacionales como la Agencia Francesa para el Desarrollo -ADF-, o el Banco Interamericano de Desarrollo -BID, han otorgado dispensas anuales  a EPM sobre este covenant, permitiéndole aumentar el desfase de 3,5x a 4,0x, toda vez que entienden que esta situación anómala se ha presentado por un hecho puntual como es la contingencia del proyecto Hidroituango. No hay mejor aval sobre que esta situación financieramente retadora será resuelta, que la confianza que los prestamistas internacionales siguen depositando sobre EPM. En esa medida, queremos recordarles algo de la mayor simpleza al exalcalde Pérez Gutiérrez y al alcalde Quintero Calle: la mejor manera de disminuir en el corto plazo el covenant Deuda/EBITDA de EPM, es no entorpecer el pago de los seguros por parte de MAPFRE y garantizar la continuidad y finalización de la obra en los tiempos presupuestados en este momento por la compañía. 

Cabe anotar que Hidroituango no solo tiene una importancia capital para EPM, como se mencionó anteriormente, sino también para Medellín, que recibiría más de $ 500,000 millones de pesos adicionales en transferencias de EPM desde 2025. Adicionalmente, Colombia también se ve beneficiada por Hidroituango, dado que, con la entrada en operación de las ocho unidades de generación de 2,400 MW, que cubren entre el 45% y el 76% de todo el aumento proyectado de la demanda energética de Colombia entre 2020 y 2029, se cumple la finalidad que el país disfrute de una energía eléctrica producida a menor costo y de una manera más limpia con el medio ambiente. El éxito de Hidroituango es el éxito de Medellín, Antioquia y Colombia.

Lo público es de todos, Todos por Medellín.

 

#TODOSPORMEDELLÍN

Es interés de la Asociación TODOS POR MEDELLÍN cumplir con la Ley 1581 de 2012 y sus decretos reglamentarios y garantizar el adecuado tratamiento de los datos personales de los titulares.

Te informamos que los datos personales que recolectamos a través de nuestra página web, serán tratados por la Asociación TODOS POR MEDELLÍN con la finalidad de promover la participación ciudadana, socializar las acciones y resultados de nuestra gestión y soportar las vinculaciones de los firmantes.

Así mismo, los datos podrán estar visibles en nuestra página web https://todospormedellin.org/ para fines de publicidad y transparencia.

Como Titular de la información tienes derecho a conocer, actualizar y rectificar tus datos personales, revocar la autorización y/o solicitar la supresión en los casos en que sea procedente.

Si tienes dudas puedes comunicarte a través del siguiente correo electrónico todosxmedellin@gmail.com