Cuidar al Jardín Botánico, propósito clave para la ciudadanía

Un ejercicio simple permite dimensionar la relevancia de un símbolo de ciudad como el que hoy nos convoca: cierre los ojos por unos segundos, querido lector o lectora, y piense en un recuerdo de un momento que haya vivido en el Jardín Botánico de Medellín. Quizás un beso de un amor que ya no está, un poema o una conferencia en la Fiesta del Libro, las tonadas de un concierto, un encuentro con un amigo de la infancia, un momento de esos que uno atesora en lo más sagrado de eso que llaman alma. 

En el caso de quien escribe es la recompensa que representaba ir a caminar el Jardín, de la mano de mis padres, en Orquídeas, pájaros y flores y terminar con el dulce sabor de una solterita con leche condensada. 

El ejercicio de pensar en un recuerdo en este espacio de ciudad de 13,2 hectáreas no es idea nuestra. Lo dijo el pasado 20 de febrero Claudia García, directora del Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe, cuando salió a expresar su gratitud frente a un grupo de personas que se acercó a reflejar su apoyo ante el jaque financiero en el que se encuentra el Jardín por cuenta de la pandemia y de algunas decisiones de la Alcaldía de Medellín que ya tendremos tiempo de explicar.  

Un dato ayuda a dimensionar el problema: el 65 % del presupuesto del Jardín se deriva de contratos que suscribe con la Alcaldía de Medellín para temas de mantenimiento de zonas verdes, conservación de árboles patrimoniales, paisajismo y pedagogía ambiental. El 35 % restante son otros servicios que presta como alquiler del espacio para ferias y conciertos, su labor en el vivero o los servicios de espacios como los cafés o restaurantes con los que cuenta. 

Ambos rubros se han visto seriamente afectados en el último año: el primero por la decisión de la administración de darle parte de esos contratos a la empresa Reforestadora Él Líbano y la segunda fuente de ingresos, por los cambios en la interacción social que trajo consigo la pandemia.

 

Historia de un oasis en medio de la ciudad 

Ese espacio donde desde hace 48 años funciona y florece el Jardín Botánico fue desde finales del siglo XIX un potrero de la finca baños El Edén. La propiedad le pertenecía en ese entonces a Víctor Arango y se utilizaba como estadero para familias prestantes que llegaban a caballo o en coche para descansar y cerrar negocios. 

En 1913 el terreno pasó a ser público. Para el primer centenario de independencia de Antioquia, la Sociedad de Mejoras Públicas adquirió el predio para sembrar un pulmón verde para la ciudad y lo bautizó el Bosque Centenario de la Independencia. “Si es en verano, dese una vuelta por el Bosque del Centenario” era uno de los dichos que hicieron carrera para esa época. Así fue hasta 1972 que el lugar pasó a ser el Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe, en honor al investigador sonsoneño reconocido por sus estudios en botánica.

 

Propiedad y normatividad

A pesar de que el Jardín Botánico es una fundación sin ánimo de lucro, que se rige por el derecho privado, el Municipio de Medellín tiene el 25 % de participación en su junta directiva al ser uno de sus cuatro fundadores. Esto quiere decir que dos de los ocho miembros de la junta directiva son delegados de la Alcaldía de Medellín. En este caso son Jonathan Villada, secretario General, y Diana Montoya, secretaria de Medio Ambiente.

La participación estatal y la ayuda para que se fortalezcan los jardines botánicos está regulada en la Ley 299 de 1996, donde se establece que: 

“De conformidad con el artículo 103 de la Constitución Política, el Estado, en los niveles municipal, departamental y nacional, contribuirá a la creación organización, promoción y fortalecimiento de los jardines botánicos fundados y estructurados como entidades estatales, en todas sus modalidades, o como asociaciones privadas sin ánimo de lucro”.

El Gobierno Nacional lo reconoce además como uno de los ocho Centros de Ciencia en el país, es decir, enclaves fundamentales donde la ciencia y la investigación sobre flora y la botánica son protagonistas y generan conocimiento.  

Una idea que sostiene la directora del Jardín Botánico y que plantea a la hora de hablar de la solvencia económica de la Fundación, cuyos excedentes se destinan a permitir que el ingreso sea gratuito y que se mantenga este oasis verde con entrada libre:

Somos el segundo Jardín Botánico más grande de Colombia. Lo que busca el Jardín Botánico es que lo contraten, esto es una institución de 48 que ha generado mucho empleo y mucho conocimiento. Lo que pasa en estas paredes en términos de investigación y educación es increíble”.

Por eso, más allá del álbum de anécdotas y recuerdos de la ciudadanía, en el inventario del Jardín Botánico está una serie de investigadores, convocatorias internacionales y un conocimiento colectivo en términos de jardineros, técnicos y expertos en bosque seco tropical. 

La Alcaldía, más allá de anunciar un pomposo plan de rescate que no es tal ($6.142 millones63 % menos de presupuesto que en 2020), continúa sin responder la pregunta de fondo que tiene en jaque financiero a este oasis de biodiversidad: ¿Si Metroparques (Alcaldía) iba a tercerizar un contrato por qué no hacerlo con una entidad hermana como el Jardín Botánico? 

¡Lo público es de todos!

#TODOSPORMEDELLÍN

Es interés de la Asociación TODOS POR MEDELLÍN cumplir con la Ley 1581 de 2012 y sus decretos reglamentarios y garantizar el adecuado tratamiento de los datos personales de los titulares.

Te informamos que los datos personales que recolectamos a través de nuestra página web, serán tratados por la Asociación TODOS POR MEDELLÍN con la finalidad de promover la participación ciudadana, socializar las acciones y resultados de nuestra gestión y soportar las vinculaciones de los firmantes.

Así mismo, los datos podrán estar visibles en nuestra página web https://todospormedellin.org/ para fines de publicidad y transparencia.

Como Titular de la información tienes derecho a conocer, actualizar y rectificar tus datos personales, revocar la autorización y/o solicitar la supresión en los casos en que sea procedente.

Si tienes dudas puedes comunicarte a través del siguiente correo electrónico todosxmedellin@gmail.com