Las dudas que persisten sobre el presente de Ruta N

El cisma administrativo que afloró el año pasado en EPM también retumbó fuerte en el núcleo de la innovación de la capital antioqueña: Ruta N. Han pasado más de seis meses, pero muchas de las dudas se mantienen. Incluso el Concejo de Medellín evaluó este tema, durante la sesión del 12 de marzo del 2021, y expresó más dudas que certezas sobre la estrategia de la entidad que lidera la ciencia y la tecnología en la ciudad. 

Ruta N, como corporación y centro de innovación y negocios de Medellín, es una de las 36 entidades adscritas al Conglomerado Público de la ciudad; en esa medida, hace parte del espectro de instituciones sobre las cuales la Alcaldía de Medellín interviene directa e indirectamente. Sin embargo, en el último tiempo, se observa cómo Ruta N se ha debilitado notoriamente; por ejemplo, en su gobierno corporativo, manifestado en la abrupta salida de su Junta Directiva en agosto de 2020, así como en el deterioro de su ambiente laboral y la disminución en la capacidad de la corporación para entregar resultados tal y como se evidenció en la carta “Llamado a trabajar juntos” que los empleados le enviaron al director en ese sentido el 22 de diciembre pasado.

En dicha carta, se abordan 5 aspectos que los 47 empleados y colaboradores firmantes consideran indispensable solucionar, a saber: i) nueva estrategia de la organización, ii) nueva estructura organizacional, iii) condiciones y ambiente laboral, iv) alcances de los convenios en los que viene trabajando Ruta N y v) cambios en el manual de contratación de Ruta N. La carta mencionada se convirtió en un derecho de petición enviado a la gerencia de Ruta N, que fue respondido por esa dependencia el 4 de marzo de 2021. 

A continuación, desde Todos por Medellín se presenta un análisis de la situación de Ruta N en los últimos quince meses, concretamente desde el inicio de la actual administración municipal que parte de ¿qué es y qué hace Ruta N? ¿cuál ha sido su estrategia? ¿cómo están sus finanzas? ¿cuál ha sido su ruta e inversiones? ¿qué cambios ha habido con la nueva gerencia? y ¿cómo ha sido el relacionamiento entre la gerencia y empleados y colaboradores?

(Lea aquí Volvió el Concejo de Medellín y se vienen debates claves)

¿Qué es y qué hace Ruta N?

Ruta N es una corporación creada en 2009 por la Alcaldía de Medellín, UNE y EPM para promover el desarrollo de negocios innovadores basados en tecnología, que incrementen la competitividad de la ciudad y de la región. Para estructurar a Ruta N, se buscaron en ciudades como Boston, Barcelona, Singapur y Madrid ejemplos prácticos, referentes y casos de éxito sobre innovación. De esa búsqueda nace Ruta N, una entidad encargada de liderar y articular el ecosistema de ciencia, tecnología e innovación para generar una economía del conocimiento en Medellín.

El principal órgano rector de Ruta N es su Junta Directiva, conformada por nueve miembros, seis de los cuales son nombrados por la Alcaldía de Medellín, dos son nombrados por Tigo-Une y uno nombrado por EPM. La Junta Directiva de Ruta N es la encargada de nombrar al director de la entidad. En la actual administración ha habido dos directores de la corporación: Juan Andrés Vásquez, quien ocupó el cargo entre el 1/enero/2020 y el 1/septiembre/2020 y Javier Fernández quien dirige la entidad desde ese momento y fue nombrado por el alcalde Daniel Quintero en radio nacional

Cabe aclarar que en agosto de este año 7 miembros de la Junta Directiva renunciaron por “la decisión del alcalde Quintero de remover de su cargo al actual director de la entidad, quien se había posesionado a comienzo del año. Todo esto sin hacer ninguna consulta”. De hecho, esta mayoría de la junta de Ruta N en ese momento renunció “al considerar que el alcalde no respetó los estatutos y cambió al director de la entidad sin consultarlos.”

Estrategia de Ruta N

Ruta N se ha trazado tres prioridades estratégicas que seguían vigentes en 2020:

1. Atraer talento, capital y empresas globales a Medellín.

2. Desarrollar y fortalecer el tejido empresarial innovador y emprendedor.

3. Generar soluciones de ciencia, tecnología e innovación para los retos de ciudad.

Ahora bien, como parte de un redireccionamiento estratégico producto de la llegada de una nueva administración municipal en 2020, Juan Andrés Vásquez, anterior director ejecutivo de Ruta N, propuso a la Junta Directiva en agosto de 2020 una nueva estrategia para la corporación condensada en la MEGA  “Hacer de Medellín la ciudad donde es más fácil innovar y emprender”. 

Esta propuesta de estrategia, que no había sido aprobada por la Junta Directiva antes de la salida del anterior director ejecutivo, tiene un marco conceptual con 4 frentes:

1. Facilitar la innovación y el emprendimiento convirtiendo ambos aspectos en un derecho que los haga determinantes en un bien público a la luz del artículo 33 de la Constitución Política.

2. Definir los determinantes de la innovación y emprendimiento en 5 ejes: i) territorial, ii) infraestructura, iii) habilidades, iv) tecnologías digitales y v) recursos financieros.

3. Transformar el ecosistema para la innovación y el emprendimiento basado en i) incentivos a la oferta, ii) incentivos a la demanda y un iii) ambiente amable regulatorio-institucional.

4. Establecer una MEGA, mencionada anteriormente, que se hace posible mediante 9 proyectos que incluyen el Distrito CTI y el Valle del Software.

Con la llegada de Javier Fernández como nuevo director ejecutivo de Ruta N no ha habido noticias de que la propuesta de estrategia presentada se haya actualizado. Como se verá líneas abajo, el primer esbozo de visión estratégica que la nueva dirección ejecutiva presentará sobre Ruta N lo hará a finales de abril de 2021.

¿Cómo están las finanzas de Ruta N?

De acuerdo con los estados financieros de Ruta N a septiembre/30/2020, última información de la cual dispone la Veeduría, la corporación tiene un buen nivel de solvencia -capacidad de pago de sus obligaciones de largo plazo- pero tiene un bajo nivel de liquidez -capacidad de pago de sus obligaciones en el corto plazo-.

Desde la perspectiva de la solvencia, Ruta N es una corporación saneada con unos activos totales, a septiembre/3/2020, por $ 133.256 millones, aparejados con un patrimonio de $ 123.415 millones (92,61%) y unos pasivos de sólo $ 9.841 millones (7,38%). De acuerdo con lo anterior, es una entidad saneada.

Sin embargo, desde la perspectiva del corto plazo, Ruta N tuvo un flujo de caja operativo negativo al menos hasta agosto de 2020, cuando tuvo necesidades de efectivo no cubiertas por $ 942 millones. La razón principal de este resultado fue la pandemia del COVID, durante la cual fue esperable que las empresas estuvieran estresadas por caja, particularmente una como Ruta N que tiene una línea de negocio inmobiliaria. A pesar de ello, es llamativo que Ruta N aún hoy en día, más de diez años después de su creación, siga recibiendo transferencias desde el municipio de Medellín para su sostenibilidad.

En esa medida, y como reflexión estructural, si Ruta N desea ser una entidad autosuficiente en el mediano plazo, debe ser capaz de generar un flujo de caja operativo positivo que la independice de los recursos que actualmente recibe del municipio de Medellín. Cabe recordar que, por acuerdo municipal, estos recursos deberían sumar el 7% de las transferencias de EPM al municipio, sin que esto se esté cumpliendo desde la administración pasada. 

A pesar de los adversos efectos producto de la pandemia, a la salida del anterior director de Ruta N Juan Andrés Vásquez, la corporación había podido a lo largo de 2020:

1. Disminuir el deterioro en el flujo de caja operacional, pasando de -1,248 millones en marzo/31 a 1,234 millones en septiembre/30. Aunque es un cambio pequeño desde el monto, es sustancial desde lo operativo, y más en el contexto de la pandemia, pasar de flujos de caja negativos a positivos. 

2. Recuperar el 49% de la cartera del componente inmobiliario, que pasó de $2.059 millones en marzo/31 a $1.019 millones en septiembre/30.

Inversiones de Ruta N

Como parte de la prioridad estratégica #2 “Desarrollar y fortalecer el tejido empresarial innovador y emprendedor” que Ruta N definió, la corporación ha decidido articular el ecosistema de innovación en Medellín mediante aportes de capital, en la forma de deuda o patrimonio, a empresas recién nacidas o startups . La corporación había invertido desde su creación (2009) hasta el 30 de septiembre de 2020, $31.487 millones en 100 activos. Del total invertido se habían recuperado $1.646 millones, equivalente al 5,22% del total depositado. 

Aunque por la naturaleza volátil de las inversiones de Ruta N es difícil señalar cuanto debería haber ya recuperado la corporación, es claro que haber recobrado poco más del 5% invertido es poco y sugiere que la corporación debe ser más eficiente a la hora de alocar capital y asignarle riesgo. Cabe aclarar que el hecho de que sólo se haya recuperado un porcentaje menor de la inversión no significa que no se pueda recuperar una porción mucho mayor en el futuro.

A continuación, se analizan los cuatro vehículos que Ruta N ha utilizado para realizar estas inversiones y el rendimiento que éstas han tenido:

1. Inversión de Deuda: Ruta N ha financiado a 17 empresas mediante 31 préstamos por un valor conjunto de $5.184 millones. Nueve de las empresas a las que se les hizo préstamos (52,9%) se encuentran en el periodo muerto o de gracia del préstamo, es decir aún no tienen que pagarlo; dos empresas (11,7%) se encuentran pagando el préstamo y tres (17,6%) ya lo han pagado totalmente. Por otra parte, dos empresas (11,7%), tienen sus préstamos en mora y el préstamo a una empresa (5,9%) se encuentra en cobro jurídico. Del total ya invertido a hoy se ha recuperado $1.200 millones, equivalentes al 23% del total invertido en deuda.

2. Inversión Patrimonial: Ruta N ha invertido patrimonialmente $ 1.574 millones COP en un sólo emprendimiento llamado DAPI, una empresa mixta creada junto a FWS que atiende el mercado norteamericano con talento local a través de tres productos desarrollados a través de inteligencia artificial. Esta inversión aún no ha generado un retorno para la corporación.

3. Comisión de Éxito: Ruta N ha invertido $16.903 millones en recursos de fomento con comisión de éxito en 67 activos. De los 49 activos en ciencia, tecnología, innovación (CTi) y comercialización tecnológica, en 23 (47%) la probabilidad de retorno es nula, en 20 (40,9%) es media o baja y sólo en las restantes 4 (8%) es alta. Del monto global invertido, sólo se han recuperado 61 millones COP, equivalentes al 0,4% del total. La rentabilidad esperada de los recursos de fomento con comisión de éxito es de 10%, lo cual es una meta realmente lejana respecto a la situación actual de las inversiones.

4. Inversión en Fondo de Capital Privado (FCP): En Velum Ventures, un fondo de capital privado, Ruta N ha invertido $7.826 millones equivalentes a 27,15% de la participación total del fondo. Este FCP tiene participación en empresas como Merqueo y Ofi, reportándole a Ruta N una valoración de su inversión equivalente a $13.115 millones COP a agosto de2020. En términos generales, esta podría catalogarse como la inversión con mayor retorno, es decir más exitosa, de Ruta N.

Un semestre de cambios en Ruta N

Los seis meses de Javier Fernández al mando de Ruta N han sido un semestre de cambios; algunos de ellos han prendido las alarmas de la ciudadanía de Medellín y de los empleados y colaboradores de Ruta N.

En primera instancia, el nuevo gerente dejó sin efecto el 20 de octubre de 2020 el proceso de reclutamiento y selección de personal aprobado en agosto de 2020, pero que venía funcionando informalmente desde 2018, por el anterior gerente. Este procedimiento establecía una serie de actividades para un correcto reclutamiento y selección del mejor talento en Ruta N; adicionalmente, era una forma de establecer, junto con una comunicación y estrategias claras y asertivas, un ambiente laboral sanamente competitivo, donde los nombramientos, ascensos y promociones estuvieran basadas en el desempeño de los colaboradores.

El procedimiento de selección dejado sin efecto procuraba seleccionar candidatos que se ajustaran al perfil del cargo, sin discriminar raza, género, condición de discapacidad, creencias religiosas, orientación sexual o ideología política, realizando un análisis objetivo de las competencias y capacidades de quienes se postularan. Aunque haber desmontado este proceso no es ilegal, que no exista ahora un procedimiento claro y explícito para seleccionar el personal de Ruta N abre la puerta para que los colaboradores que se seleccionen no se ajusten a criterios estrictamente técnicos. 

Además, como lo demuestra el derecho de petición de los empleados, desmontar el procedimiento de selección impactó negativamente, junto a la mala comunicación entre directivas y colaboradores y una estrategia institucional poco clara, en el clima laboral de Ruta N, generando inestabilidad y preocupación dentro de los equipos de trabajo. Sin reglas, comunicación ni estrategia claras, los resultados son más inciertos.

La alarma producto de la derogación del procedimiento de selección de personal se ha hecho realidad con el nombramiento de tres personas, 2 gestores de portafolio y un secretario general, provenientes de la política electoral, que no cumplen el perfil para el que fueron asignados y/o que no surtieron los procesos establecidos para llegar a sus cargos. Fue así como en febrero de este año fueron nombrados Diego David Ochoa y Virmar David como gestores encargados de Política Pública y Portafolio Gestionar, respectivamente y Alberto León Grisales como secretario general de Ruta N.

En el caso de Diego David, se trata de alguien que fue dos veces candidato a la Cámara de Representantes y una a la Asamblea de Antioquia por el Partido Verde y que entró como asistente a Ruta N apenas en octubre de 2020; a los pocos meses fue nombrado director de portafolio sin que cumpliera el perfil ni hubiese un proceso de selección que justificara el ascenso o cambio vertical. Por otra parte, Virmar David fue dos veces secretario de Hacienda de Peque, Antioquia y precandidato a la alcaldía del mismo municipio por el Partido Liberal; A pesar de que se desempeñaba hacía al menos 3 años en el equipo de regalías de la entidad, fue ascendido a gestor de portafolio encargado y sin un proceso de selección que justificara su ascenso. Por último, en el caso de Alberto León Grisales, se trata de un abogado que trabajó en el Concejo de Medellín y la CIS, así como también fue secretario del partido Liberal en Antioquia. Llegó a Ruta N primero como asesor mediante un contrato de prestación de servicios y posteriormente fue nombrado en firme como secretario general en febrero de este año.

Por otra parte, de acuerdo con denuncias recibidas por la Veeduría, se ha conocido que la entidad presuntamente está enviando información de sus colaboradores a la CIS, Corporación Interuniversitaria de Servicios, bajo figuras jurídicas que no lo permiten, como lo son contratos marcos sin contratos específicos. Esta situación ha sido alertada internamente por colaboradores de Ruta N, pero a pesar de eso, los llamados de empleados y colaboradores cayeron en saco roto de la dirección ejecutiva hasta que ésta fue interpelada mediante derecho de petición, tal y como se muestra líneas abajo.

Derecho de petición: empleados y colaboradores interpelan a la dirección ejecutiva

Las situaciones anteriormente descritas instaron a un colectivo de 47 empleados y colaboradores de Ruta N a levantar un derecho de petición al director ejecutivo de la corporación. A continuación, se presentan las preguntas que hizo el grupo de empleados y colaboradores, y las respuestas que el director ejecutivo emitió el 4 de marzo de 2021. 

En primera instancia, se le preguntó al director ejecutivo por la nueva estrategia de la organización. La dirección respondió que “la definición de la misma se ha venido articulando desde el comité de estrategia de Junta Directiva”, contando con 6 momentos de planeación. En la respuesta se agrega que el marco de ejecución es de 3 meses, hasta finales de abril de 2021, y que se ha acercado a los portafolios y equipos de trabajo durante el mes de febrero para “entender la situación actual”. Por último, la dirección se comprometió para que la PMO, Oficina de Control de Proyectos, articulara la metodología para desarrollar los ejercicios de construcción de la estrategia con los colaboradores, teniendo como insumos base i) la estrategia aprobada en 2019, ii) el taller realizado por la corporación en mayo de 2020 por la PMO y iii) el taller realizado por la gestora Leonor Hidalgo en noviembre de 2020.

Sobre la nueva estructura organizacional la dirección responde que se conserva la misma existente, sólo añadiéndosele la creación de la nueva secretaría general aprobada por la junta de la corporación el 22 de diciembre de 2020. Añade sobre el protocolo de reclutamiento y selección de personal que, aunque éste fue derogado en octubre de 2020, a partir del 25 de febrero de 2021 está vigente un protocolo nuevo para socialización con los empleados de Ruta N.

Sobre el deterioro en las condiciones y el ambiente laboral, propiciadas por las renuncias de la encargada del proceso de Gestión Humana y del gestor de Transformación Digital, sumado al despido del director de Planeación y Prospectiva y la vacancia de la Dirección de Operaciones, el director ejecutivo manifiesta que se formuló un plan de gestión del riesgo psicosocial que se encuentra en ejecución.

Respecto al alcance del convenio con la CIS el director ejecutivo manifiesta que es un convenio marco interadministrativo especial de cooperación “en donde se incluyeron las cláusulas relacionadas con la confidencialidad y la protección de la propiedad intelectual, que siguieron el rigor de la custodia de información para protegerla” añadiendo que se hizo “sin privilegios para descargar los archivos a repositorios diferentes a los de Ruta N”. Por último, se añade que para la fecha del derecho de petición no se había suscrito ningún convenio específico dentro del convenio marco. Justamente esta respuesta da pie a que se mantengan las inquietudes relacionadas con la validez del intercambio de información entre ambas organizaciones.

Finalmente, sobre los cambios en el manual de contratación la dirección ejecutiva manifestó que el manual vigente fue aprobado desde septiembre de 2019, agregando que “no existen cambios de transformación del manual de contratación de la entidad”, dando a entender que este manual no sufrirá cambios en el futuro. Sin embargo, sobre el protocolo de reclutamiento y selección de personal las respuestas fueron mucho menos concluyentes, toda vez que la dirección ejecutiva no fue capaz de justificar cabalmente por qué para las vacantes ocupadas en 2021 no se realizó convocatoria pública -cómo venía siendo lo normal en los últimos 10 años- ni por qué se suspendieron los procesos de selección iniciados en 2020 que seguían los lineamientos del protocolo derogado.

Conclusiones

Ante la magnitud de la tarea que tiene Ruta N y el largo camino por recorrer que enfrenta para completarlo, Todos por Medellín hace un llamado para que la nueva dirección ejecutiva construya sobre lo construido, mejore el ambiente laboral, recupere las buenas prácticas de contratación de su personal y respete las formas jurídicas bajo las cuales opera. Recordemos que Ruta N es esencial para fomentar la innovación y el emprendimiento en Medellín y, por tanto, fundamental para promover el crecimiento económico, el empleo y el bienestar para toda la ciudadanía. 

Lo público es de todos, Todos Por Medellín. 

#TODOSPORMEDELLÍN

Es interés de la Asociación TODOS POR MEDELLÍN cumplir con la Ley 1581 de 2012 y sus decretos reglamentarios y garantizar el adecuado tratamiento de los datos personales de los titulares.

Te informamos que los datos personales que recolectamos a través de nuestra página web, serán tratados por la Asociación TODOS POR MEDELLÍN con la finalidad de promover la participación ciudadana, socializar las acciones y resultados de nuestra gestión y soportar las vinculaciones de los firmantes.

Así mismo, los datos podrán estar visibles en nuestra página web https://todospormedellin.org/ para fines de publicidad y transparencia.

Como Titular de la información tienes derecho a conocer, actualizar y rectificar tus datos personales, revocar la autorización y/o solicitar la supresión en los casos en que sea procedente.

Si tienes dudas puedes comunicarte a través del siguiente correo electrónico todosxmedellin@gmail.com