Preguntas públicas sobre la elección del nuevo gerente de EPM

Desde distintos sectores sociales y políticos, incluyendo la veeduría Todos Por Medellín, se ha alertado en los últimos meses de la importancia que el Gobierno Corporativo tiene para las empresas de propiedad estatal y que participan en el mercado público de valores como EPM. 

La designación que el alcalde Daniel Quintero hizo de Alejandro Calderón Chatet como nuevo gerente, quien desde el 30 de noviembre de 2020 se desempeñaba como Vicepresidentes Ejecutivo de Finanzas e Inversiones de EPM, abre de nuevo un espacio para verificar el cumplimiento de las buenas prácticas corporativas al interior de EPM, contenidas en el Convenio Marco de Relaciones y en el Código de Buen Gobierno Corporativo.

En ese sentido, y a partir de la información pública que se conoce del nombramiento del nuevo gerente, desde Todos por Medellín destacamos los siguientes aspectos susceptibles de analizar a la luz del fortalecimiento del gobierno corporativo de EPM y planteamos dudas sin resolver sobre su nombramiento.

Perfil del gerente de EPM

Parte de una buena práctica de gobierno corporativo comprende definir formalmente el perfil que deben cumplir quienes ocupen cargos relevantes dentro de una organización. Esta buena práctica de gobierno corporativo se cumple para todos los cargos directivos de EPM, exceptuando la gerencia general. 

Un poco de contexto. La forma como el gerente de EPM es nombrado está contenida en los Estatutos de la empresa; el nominador es el alcalde. Ahora bien, en el Convenio de Relaciones entre el Municipio de Medellín y EPM se establece sucintamente que son criterios de escogencia del gerente la experiencia, idoneidad, profesionalidad, honestidad y solvencia moral. 

Adicionalmente, el Código de Gobierno Corporativo establece que todo lo concerniente a los aspectos fundamentales de cargo del gerente, incluido su nombramiento, pueden estar definidos en otros instrumentos que apoyen la aplicación del gobierno corporativo, tal como ocurre con las descripciones de los manuales de funciones de todos los empleados. 

Teniendo en cuenta lo anterior, nos surgen estos tres interrogantes: ¿cuál es la razón por la que no hay una descripción del cargo de Gerente General, mediante la cual se defina con claridad y precisión cuál es la experiencia mínima que los aspirantes deben tener?; en ausencia de instrumentos que brinden una mayor objetividad ¿cómo se controló que los elementos del perfil construidos por la firma Caza Talentos, definida por el alcalde para seleccionar los candidatos, obedezcan a intereses en pro de un sobresaliente direccionamiento de la Empresa y no a favorecer a la Administración de turno? y ¿la Junta Directiva no cuestionó la experiencia acreditada por el recién nombrado Gerente? 

Otro aspecto nos llama la atención: la firma cazatalentos expresa que luego de depurar la lista a seis candidatos, “los perfiles … en general contaban con experiencia como presidentes de grandes organizaciones de sectores similares con reconocidos resultados profesionales”. Al parecer el candidato escogido por el alcalde era la excepción a esos perfiles mencionados por la firma. 

Valoración interna de los candidatos

De acuerdo con la información pública del proceso de selección, cuatro vicepresidentes participaron de éste, incluyendo a Alejandro Calderón Chatet. Este proceso incluyó una valoración con referencia de 360° que implica la calificación por parte del superior jerárquico, que, en el caso del anterior Vicepresidente Financiero, y ahora gerente, era Mónica Ruiz, anterior gerente encargada para ese momento. En esa medida, desde Todos por Medellín nos preguntamos ¿valoró Mónica Ruiz a su por entonces subordinado Alejandro Calderón Chatet?, si esto fue así por qué en la última declaración que Mónica Ruíz dio a uno de los medios de comunicación, tan solo un día antes al anuncio del nuevo gerente, expresó “Tengo que confesar que estoy cruzando los dedos para poder hacer parte de este proceso y que mi desempeño sea satisfactorio en este encargo para que esta sea mi carta de presentación” dando a entender que no estaba enterada del proceso que se estaba surtiendo al interior de la Empresa. 

Firma cazatalentos y promesa de campaña

Durante la campaña electoral, el entonces candidato Daniel Quintero propuso en el programa “Nos Cogió La Noche” que “para escoger el mejor nombre [como gerente de EPM] se usará una firma cazatalentos internacional” .  Sin embargo, hoy vemos que también incumplió porque la firma seleccionada, Executive Connection S.A.S, es una empresa colombiana, fundada en Cali en 2011 y que presta sus servicios esencialmente dentro del territorio colombiano. 

Ahora bien, más allá de si es nacional o internacional, es importante entender su relevancia en el medio de empresas de su naturaleza porque hablamos de la gerencia de una de las diez empresas más importantes de Colombia. En dos listados recientes de firmas cazatalentos más reconocidas o de mayor tamaño en Colombia, la empresa Executive Connection no aparece.  

Las dudas sobre Executive Connection crecen al conocerse que uno de sus tres propietarios, Santiago Solís, es concuñado de Mauricio Tobón, exgerente del IDEA y consuetudinario defensor político de la administración del alcalde Daniel Quintero en diversos medios

Dado que la propia Executive Connection ha afirmado que el proceso de selección de Alejandro Calderón Chatet “fue una donación y no se cobró” , desde Todos por Medellín nos preguntamos ¿tiene sentido que EPM, la segunda empresa pública colombiana más grande, sea receptora de donaciones de una empresa de ocho empleados?, ¿firmó Mónica Ruiz, en calidad de gerente de EPM, la donación de Executive Connection? ¿fue esta donación por parte de Executive Connection una estrategia de marketing? ¿el parentesco de un socio de Executive Connection con uno de los mayores defensores de la gestión del alcalde influyó en la selección del gerente? y ¿dónde está el contrato con la firma cazatalentos si, según la Ley 80 de 1993, su gratuidad no significa inexistencia?

La ciudadanía exige respuestas claras y contundentes en relación con el proceso de nombramiento del nuevo gerente de EPM. La mayor preocupación hoy es que la gerencia de la entidad, un cargo de tan alta relevancia para los intereses de Medellín, Antioquia y Colombia, esté permeado por rencillas partidistas e intereses individuales que van en desmedro de la sostenibilidad de la empresa en el mediano y largo plazo. 

Hoy más que nunca se requiere de acciones que demuestren un real fortalecimiento de su gobierno corporativo y no decisiones llenas de interrogantes por su falta de transparencia.  

Lo público es de todos, Todos Por Medellín. 

#TODOSPORMEDELLÍN

Es interés de la Asociación TODOS POR MEDELLÍN cumplir con la Ley 1581 de 2012 y sus decretos reglamentarios y garantizar el adecuado tratamiento de los datos personales de los titulares.

Te informamos que los datos personales que recolectamos a través de nuestra página web, serán tratados por la Asociación TODOS POR MEDELLÍN con la finalidad de promover la participación ciudadana, socializar las acciones y resultados de nuestra gestión y soportar las vinculaciones de los firmantes.

Así mismo, los datos podrán estar visibles en nuestra página web https://todospormedellin.org/ para fines de publicidad y transparencia.

Como Titular de la información tienes derecho a conocer, actualizar y rectificar tus datos personales, revocar la autorización y/o solicitar la supresión en los casos en que sea procedente.

Si tienes dudas puedes comunicarte a través del siguiente correo electrónico todosxmedellin@gmail.com